DESCUBRE LAS VENTAJAS DEL CLUBGR10

CÓMO ENFRENTARSE A UNA TORMENTA

Sigue los consejos de Ternua para desenvolverte con seguridad en la montaña ante una situación de riesgo.

11/11/2017
 
Siempre insistimos en la necesidad de planificar bien tu salida a la montaña y, en esta fase tan determinante, consultar la previsión meteorológica. Las tormentas son uno de los fenómenos que pueden complicar tu excursión, tanto si lo tienes previsto como si las condiciones cambiantes te ponen en la situación. Y son algo muy serio. ¿Qué hacer en estas ocasiones?
 
Como nos cuenta Ternua en su blog, lo primero es interpretar bien el fenómeno. Nubes de desarrollo vertical, con base negra anticipan que se desencadenen las precipitaciones severas.
 
Ante el riesgo de que suponen las descargas eléctricas, el granizo, viento o lluvia recia, es aconsejable ponerse a refugio y seguir unas normas básicas:
 
- alejarnos de las cimas o crestas;
 
- evitar bloques o árboles aislados, que pueden atraer descargas eléctricas/rayos;
 
- separarnos de zonas de agua, como lagos, ríos o arroyos, donde el agua es conductora de electricidad;
 
- no correr bajo la tormenta para no atraer las descargas eléctricas;
 
- apagar todos los aparatos eléctricos (teléfono móvil, emisoras, GPS), que atraen descargas eléctricas a través de los campos electromagnéticos que genera;
 
- no hacer fotos;
 
- evitar zonas donde haya pasamanos o vías ferratas;
 
- y si no podemos descender, esperar a que pase la tormenta en algún lugar protegido.
 
Cuando nos sorprende una tormenta allí arriba, es importante dejar en el suelo todos los objetos metálicos, como los bastones o el piolet, y alejarnos de ellos. Luego nos sentaremos en cuclillas sobre la mochila o cualquier otro aislante intentando que nuestros pies toquen el suelo. Si vamos en grupo, es importante dispersarse. Y así esperar a que pase la situación de riesgo. 
 
En cuanto el equipamiento, es importante llevar chaqueta impermeable, funda cubre mochila y, en definitiva, todas las prendas que nos faciliten aislarnos de la humedad, que es conductora de electricidad.
 
Además hay que prestar atención a las posibles avenidas de agua o desprendimientos de rocas y piedras, que con el viento o el agua pueden verse desplazadas.
 
Las tormentas también pueden producirse por sorpresa en verano, cuando las buenas condiciones meteorológicas no nos hacen anticipar el riesgo, y sin embargo el calor es causante de estos fenómenos.
 
Tienes más consejos en este post de Ternua.
MÁS Consejos EN Montañismo
Club gr10
sm_facebook sm_twitter sm_pinterest sm_youtube sm_flicker
logo_eci_inferior

La tienda en casa Hipercor Bodamás
Primeriti Sfera Viajes El Corte Inglés
Optica 2000 Opencor Bricor